Gracias a la tecnología de Skype ya puedes acceder a todos nuestros cursos, estés donde estés.

 

Aprender chino es enriquecedor en muchos aspectos. Desde el punto de vista occidental, China es simplemente el otro polo de la experiencia humana, podemos medir mejor nuestra propia identidad comparándola con otra tan diferente. Y aprender chino es una gimnasia mental extraordinaria.

Ya no hay que renunciar a estudiar chino sólo porque donde vivamos carezca de servicios educativos (nuestro Curriculum Vitae puede ser tan interesante como el de una persona que tenga acceso a más oferta educativa), o porque debido a las obligaciones personales y/o laborales nos sea imposible desplazarnos hasta una escuela.


¿Qué cursos ofrecemos? ¿A qué precios y horarios?

Se pueden estudiar todos los cursos que actualmente ofrecemos de forma presencial:

- Curso estándar de septiembre a junio, de chino oral y escrito (ver aquí). Inicio de cursos todo el año.

- Cursos intensivos de verano, de chino oral y escrito (ver aquí).

- Curso de 15 horas "kit de supervivencia" para aprender a moverse en China (ver aquí).

Además, también ofrecemos cursos a medida para personas mayores de 60 años. El contenido es el mismo, pero el ritmo de aprendizaje es más relajado.

Los precios son los mismos que en la modalidad presencialRespecto a los horarios, estos son muy flexibles (de 7 a 21 h.) y se fijan en función de la disponibilidad de los estudiantes y de la escuela.

Los alumnos que siguen las clases por Skype se rigen por las mismas condiciones que los alumnos presenciales (aquí se tiene acceso al Reglamento Interno). La única diferencia es que el número máximo de personas por grupo es de 6, en lugar de las 8 de las clases presenciales.

 

¿Por qué hacer clases en grupo por Skype? 

Los cursos por Skype son lo más parecido a estar físicamente en clase. Nuestro concepto de aprendizaje es que la información se transmite, pero el conocimiento se construye. Es decir, nuestro cerebro no es una simple caja de almacenamiento de información, sino que aprendemos almacenando información y procesándola al mismo tiempo.

El chino es muy diferente a nuestra lengua materna y su lógica no nos es evidente, necesitamos que nos expliquen porqué esta lengua funciona de esta manera. En Shu Xiang pensamos que además del QUÉ hay que aprender el PORQUÉ, necesitamos hacer preguntas que señalen los vacíos de información y que ayuden a la memoria a indexar las respuestas.

La interacción con el profesor y otros alumnos nos ayuda a reflexionar y a construir conocimiento, y esta experiencia no se puede sustituir por el simple visionado de un vídeo en You Tube, por ejemplo.

Fuera de las horas lectivas el alumno cuenta con el apoyo del profesor para realizar cualquier consulta (por email y por WhatsApp). Además de las clases presenciales por Skype, también se incluyen actividades en pequeños grupos (2 o 3 personas), bajo la tutela del profesor.


¿Cuántas personas hay por grupo?

Los grupos son reducidos, con un mínimo de 4 y un máximo de 6 alumnos.


Por qué elegir la escuela Shu Xiang?

Después de cinco años de experiencia, la escuela Shu Xiang está firmemente establecida y es uno de los referentes del territorio. 
 
Si se quiere aprender chino no basta con asistir a clase, para progresar hay que dedicar horas de trabajo en casa. Nuestro método didáctico se basa en hacer pensar al alumno, y somos exigentes porque sabemos que es la única manera de aprender. Tiene que ser así porque somos una escuela y no un club de tiempo libre, pero esto no quiere decir que nuestras clases no sean amenas o divertidas. Además, antes de empezar ofrecemos una clase de chino gratis, así el alumno tiene una idea muy aproximada de nuestro método y de lo que implica estudiar chino.

El aspecto fundamental que nos diferencia es que la fundadora de la escuela no es china, y ahí radica nuestra mayor ventaja porque sabemos por experiencia qué funciona y qué no en el aprendizaje del chino. Hemos pasado por el proceso que viven nuestros estudiantes, conocemos de primera mano cuáles son los aspectos más difíciles y por eso mismo les ayudamos a superarlos antes de que les afecten.